Cuando no sabemos a qué puerto nos dirigimos, todos los vientos son desfavorables

Frase de Anmimo