“Dios, dame paciencia, porque como me des fuerzas.. ¡Le reviento!” (Rodacal).

Frase de Anmimo