NO HAGAS CON EL AMOR,
LO QUE UN HACE UN NIÑO
CON SU GLOBO,
QUE AL TENERLO LO IGNORA,
Y AL PERDERLO LO LLORA.

Frase de Anmimo