El dolor es temporal, puede durar segundos, minutos, horas, días o incluso hasta años, pero se calmará. (Kukoc)

Frase de Anmimo