El verdadero dolor es el que se sufre sin testigos

Frase de Anmimo