La vida es cruel y los sueños son dulces, ambos son necesarios para lograr vivir cada día

Frase de Carlos Carreón