Los sabios hablan porque tienen algo que decir. Los tontos hablan porque tienen que decir algo. (Platón)

Frase de Anmimo