Mi padre no es ningún santo, de acuerdo, pero no es el Satanás que han pintado. Está condenado por delitos fiscales, recordemos. En ningún caso por corrupción.

Frase de Willy Bárcenas