Si en época normal hay un adagio que dice que es preferible absolver a cien culpables a castigar a un inocente, cuando está en peligro la vida de un pueblo, es preferible condenar a cien inocentes antes que el culpable pueda ser absuelto. (Mundo Obrero”, Edición de la Mañana Para los Frentes, del día 12 de agosto de 1937.)

Frase de Anmimo