Lo mismo que en el vino, sabréis desde el primer momento por el efecto que produzca en vosotros, si os gustan o no los toros.

Frase de Ernest Hemingway