Si no llegamos a ser hijos de quien somos, Taburete estaría a niveles acojonantes. Hay gente que no nos escucha por prejuicios.

Frase de Willy Bárcenas