Después de haber entrenado, un jugador tiene que ser siempre un poquito mejor que antes del entrenamiento, siempre. Si esto ocurre día a día, a lo largo de toda una temporada, al final de la misma debemos suponer que la mejora será notable.(Pepu Hernández, entrenador de baloncesto de la selección española)

Frase de Pepu Hernández