“Si hubiera querido un trabajo fácil, me hubiera quedado en Oporto con una cómoda silla azul, el trofeo de la Champions League, Dios, y después de Dios, yo”

Frase de Mourinho