La inteligencia sin ambición es un pájaro sin alas.

Frase de Salvador Dalí