Cada mañana, cuando me levanto, experimento una exquisita alegría, la alegría de ser Salvador Dalí, y me pregunto entusiasmado “¿qué cosas maravillosas logrará hoy este Salvador Dalí?”. (Salvador Dalí)

Frase de Anmimo