La distancia entre el querer y el poder se acorta con el entrenamiento.

Frase de Anmimo