Saltar al contenido

Mi padre no es ningún santo

Mi padre no es ningún santo, de acuerdo, pero no es el Satanás que han pintado. Está condenado por delitos fiscales, recordemos. En ningún caso por corrupción.

Frase de Willy Bárcenas